La transformación digital en la logística y el transporte

La transformación digital en la logística y el transporte

La transformación digital ha impactado a todas las industrias, en especial la de logística y transporte, ya que permite a las empresas identificar áreas de oportunidad, necesidades y riesgos.
Además de la seguridad, ha contribuido de manera significativa a la reducción del consumo de combustible, optimización de rutas, predicción de tendencias y eventos futuros, a mejorar la experiencia del cliente y tener un mayor control sobre los costos, uno de los temas más importantes para este tipo de empresas.
La evolución tecnológica en este sector está marcada por la recolección y análisis de datos, los sistemas eléctricos, la automatización de procesos y la Inteligencia Artificial, dando pie a una mayor interconectividad.
El uso del Big Data en el transporte cuenta con tres tendencias muy claras. La primera es que, gracias a la visualización de datos, todos los parámetros de movilidad relevantes son más transparentes y deben tenerse en cuenta para el desarrollo de conceptos urbanos sostenibles.
La segunda es que ayuda a los responsables de las ciudades a probar y evaluar directamente la implementación de medidas regulatorias, desde la restricción de tránsito y estacionamiento hasta la introducción de zonas de bajas emisiones.
Por último, la combinación de datos históricos y métodos de inteligencia artificial ayuda a analizar áreas con exceso de oferta o mayor demanda y, por lo tanto, planear con anticipación.
Asimismo, la interdependencia entre la logística del mañana y un modelo sostenible puede ayudar en muchos temas, uno crucial es el medio ambiente.
Sin embargo, sigue habiendo una brecha importante a la hora de reconocer la necesidad de implementar las innovaciones tecnológicas y contar con una estrategia de adopción.
Para ello, es necesario evaluar la situación de la empresa y localizar dónde generarán mayores beneficios las innovaciones tecnológicas; establecer objetivos específicos, realistas y medibles; adoptar la tecnología apropiada, capacitar y motivar al personal para que sea el motor de cambio de las mejoras; impulsar una transformación de cultura organizacional desde el liderazgo; fomentar el trabajo en equipo, la creatividad y buenas prácticas; establecer métricas para evaluar los resultados; y diseñar planes de mejora continua.
Sin duda, aún hay mucho camino por recorrer, ya que para llegar a eso es esencial que los líderes estén dispuestos a introducir cambios en sus empresas y capacitar a su personal para que se puedan implementar las posibilidades que brinda la transformación digital.

El contenido original de la nota fue publicado en Expansion.mx. Para leer la nota completa visitá aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.