La automatización y ¿el fin del contacto físico?

La automatización y ¿el fin del contacto físico?

Entre las numerosas opciones de interactuar con las marcas que existen, los millennials y la generación Z prefieren ser asistidos por agentes virtuales (o chatbots) que por personas.
Para estas generaciones, y las más jóvenes, que no conocen un mundo sin tecnología, prima la autonomía en su proceso de compra. Prefieren ser ellos mismos quienes lleven el control, desde la búsqueda de un producto y realizar la transacción de compra, hasta recibirlo en el domicilio preferido y proporcionar sus propias conclusiones al respecto, lo que se traduce en reseñas.
Además, un estudio de Mordor Intelligence destaca que, debido al creciente uso de aplicaciones de mensajería, la integración de chatbots en ellas genera un mayor retorno de inversión, ya que mejora la experiencia de usuario. Además, guarda el historial del chat, que puede ser útil para fines futuros.
En este sentido, las empresas en Latinoamérica ya han integrado asistentes virtuales a sus estrategias de marketing y de atención al cliente para interactuar mejor y más rápido con sus usuarios, puesto que los chatbots pueden conectarse a distintas fuentes de datos a través de un API para brindar información y servicios a pedido.
En lo que respecta a Europa y Reino Unido, cada vez más empresas están invirtiendo en soluciones de automatización que, por un lado, brindan una atención más eficiente al consumidor, y por otra, les permiten destinar sus recursos en capacitar a sus empleados para resolver problemas más complejos.
Ante esta creciente tendencia, y con las constantes demandas distintas por parte del usuario, ahora las herramientas de inteligencia artificial conversacional alrededor del mundo son capaces de clonar voces, funcionar a través de personajes virtuales con NLP (programación neurolingüística) y gestionar emociones.

El contenido original de la nota fue publicado en Revistainforetail.com. Para leer la nota completa visitá aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.