Logística: un sector que crece de la mano de la tecnología

Logística: un sector que crece de la mano de la tecnología

Depósitos compactos y en altura se imponen para aumentar el espacio útil de almacenaje: la logística se plantea nuevas soluciones de la mano de la tecnología para optimizar dar respuesta a la constante demanda de productos.
Según cifras de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, en el primer semestre de 2022 se vendieron 133.8 millones de productos a través de 91.2 millones de órdenes de compra. Un 14% más que el primer semestre del año pasado reafirmando que los canales de venta online continúan en crecimiento y se espera que esto sea aún mayor en los próximos meses. Esto no solo influye en el crecimiento del sector, sino también en el aumento de la demanda de los suelos logísticos, por lo que las compañías han tenido que reajustar sus almacenes para optimizarlos al máximo siguiendo las nuevas tendencias.
En este contexto cada vez más compañías logísticas, buscan y han comenzado a invertir en este tipo de infraestructuras estratégicas, con el objetivo de prestar a cada cliente servicios más rápidos, eficientes, integrados y flexibles.
De esta forma los almacenes han optado por emplear dos tipos de soluciones:
.Almacenes compactos: utilizando estanterías compactas se consigue aprovechar la capacidad de almacenaje al máximo, ya que se eliminan algunos pasillos de trabajo.
.Almacenes en altura: debido a la escasez de suelo y al elevado precio del mismo una de las soluciones más habituales es la de implementar almacenes en altura para aumentar el espacio útil de almacenaje.
Todo esto, soportado por un sistema de gestión de almacenes (WMS) que ofrece visibilidad de todo el inventario para ganar eficiencia en la utilización de los espacios.
Asimismo, se visualiza como los permanentes cambios en las cadenas de suministro, el impacto en la distribución urbana de mercancías, la importancia de la última milla y la evolución en el proceso de compra del consumidor final, obligan a los almacenes, plataformas logísticas y centros de distribución y de transportes, a transformarse con el objetivo de maximizar el ahorro de costos y mejorar el nivel de atención y servicio, aumentando así su competitividad y confiabilidad.
El futuro de la logística apunta a jugar un papel aún más determinante a nivel social, fomentando la creación de empleo, favoreciendo la movilidad de la población, y respondiendo ante el constante aumento del consumo.

El contenido original de la nota fue publicado en Iproup.com. Para leer la nota completa visitá aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.