Cómo transformar digitalmente impacta en productividad de las empresas
Digital world for banner background, remixed from public domain by Nasa

Cómo transformar digitalmente impacta en productividad de las empresas

Desde la llegada del coronavirus, innumerable cantidad de empresas en América y en el mundo entero, han visto como, en un abrir y cerrar de ojos, el trabajo de muchos años pudo desmoronarse en tan sólo días e incluso en horas. Tristemente tuvo que llegar una inesperada crisis sanitaria para confirmar que las organizaciones mejor capacitadas para la continuidad y resiliencia de un negocio son todas aquellas que apuestan por la tecnología y la digitalización.
Debemos tener claro que la tecnología es tan sólo un medio dentro de la transformación digital empresarial, y que el principal cambio que deben asumir las empresas tiene que ver con toda una cultura dentro de la organización, y no solamente con el uso de las nuevas tecnologías.
Y es que definitivamente es fundamental transformar la cultura organizacional. Esta transformación tiene que comenzar por un cambio en la propia visión y mentalidad de la empresa, dirigiéndose hacia un modelo integral de innovación y eficiencia.
Todo cambio debería empezar por las personas y los grupos que forman parte de la compañía. Contar con colaboradores capaces de asimilar las ventajas de los nuevos procesos, soluciones y sistemas es un aspecto clave en la implementación de nuevas tecnologías.
Otro tema importante es el entorno: Los entornos de colaboración, salas de videoconferencia, herramientas de comunicación instantánea, son tecnologías que, si se utilizan de forma adecuada, son capaces de optimizar el trabajo de los equipos, anulando las barreras de la distancia y favoreciendo la movilidad.
Sea cual sea la forma en que lo abordemos, la transformación digital se ha convertido en la máxima prioridad en la agenda del CEO y estas resultan condiciones impostergables:
Escalar equipos ágiles:
La idea primordial de un equipo ágil es tener un grupo de personas con objetivos comunes, que sean flexibles en su forma de trabajo y también adaptables a los requisitos del cliente. Un aspecto que los distingue de los equipos tradicionales, es que este nuevo perfil se identifica por individuos auto dirigidos y auto organizados que practican el liderazgo compartido.
Enfrentar la interrupción de los insurgentes:
Al «reducir la fricción económica, la digitalización permite una competencia que presiona el crecimiento de los ingresos y los beneficios». Pero convertirse en un ganador es una tarea de enormes proporciones.
Los CEOs deben pensar a largo plazo y acercarse a las nuevas empresas que podrían convertirse en amenazas reales.
Poner a las personas en el centro:
Definimos las organizaciones centradas en el ser humano mediante tres viajes: el conocido viaje del consumidor, el viaje de los compañeros de trabajo y el viaje del ciudadano. Cada vez sería más difícil para las empresas centrarse en uno de ellos, olvidando los demás, porque los viajes están entrelazados, ya que a veces somos clientes, a veces empleados y a veces meros ciudadanos afectados por las acciones de las empresas.
La idea de las HCO (Human-Centred Organization) no es nada nuevo. El aumento del poder del consumidor ha obligado a las empresas a adoptar metodologías de diseño centradas en el ser humano para poner al usuario en el centro del escenario. Y es la digitalización la que permite a los individuos acceder y compartir información y organizarse colectivamente utilizando metodologías de multitudes.
Por eso, convertirse en un HCO debería ser una prioridad máxima, una meta directamente relacionada con los programas de transformación digital.

El contenido original de la nota fue publicado en America-retail.com. Para leer la nota completa visitá aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.